Lo Que Yo Llevo Pensando Desde Hace 10 años

Jorge L. Borges se anticipó medio siglo a las neurociencias.


Es sabido que Borges sentía fascinación por ideas como el infinito, los espejos y los laberintos.

En su cuento “Funes el Memorioso”, publicado en junio de 1942, relata los avatares de Irineo Funes, en peón de Fray Bentos, que poseía la INCREIBLE capacidad o maldición de recordarlo absolutamente todo, Borges explora los laberintos de la memoria y llega a plantear ideas que solo ahora ESTAN teniendo comprobación experimental.

"A mediados del siglo XX , el escritor ya planteaba que pensar es abstraer y que para poder recordar es necesario olvidar. “Dice el FISICO y neurocientifico argentino Quian Quiroga, profesor de la universidad de Leicester, en Gran Bretaña, según este científico, una de las preguntas mas interesantes de las neurociencias es como hacen las neuronas para codificar y almacenar la información que recibimos del mundo exterior.

En busca de respuestas descubrió un tipo de neuronas del hipocampo capaces de generar representaciones abstractas de conceptos como la identidad de una persona.

Nosotros tendemos a recordar personas, hechos y lugares genéricos pero olvidamos los detalles"
"Es espectacular, revisando sus libros pude ver que Borges escribía en la primera o ultima pagina pistas con letra muy chiquita, que luego relacionaba con sus lecturas y como surgían sus ideas.

William James, padre de la psicología moderna, se sintió atraído por el libro "The mind of man", de Gustav Spiller (1902), en un pasaje del libro Spiller calcula la cantidad de recuerdos que PODRIA tener de su vida y llega a la conclusión de que podrían sumar 10.000 en 35 años, también menciona cuanto lleva recopilarlos.

Borges dice de Funes "Dos o tres veces había reconstruido un DIA entero (...), cada reconstrucción había requerido un DIA entero.

Es fascinante dice Quian Quiroga, Borges, James, y Spiller llegaron intuitivamente a conclusiones que solo hoy tenemos la tecnología para probar.

La Nación 4/2/2010 (Nora Bar)