Escritos
Hago proyecto más proyecto. El artista crea tanto en estado de vigilia como en el del sueño. Una vez que damos a luz una obra, ésta ya no nos pertenece, entonces intento dar conexión a mi vida nuevamente.
Nuestra verdadera esencia consiste en esclavizarse sin saberlo, al insuperable poder de inspirar amor en los seres humanos...

Es estremecedor como se siente en el alma el verdadero sufrimiento. La existencia humana debe ser una especie de error.
He aprendido que la palabra es un sacramento de muy delicada administración.

Veo a ciertos seres humanos como un virus con zapatos.
El mundo es un hospital de locos, poblado de existencias insensatas e incurables.

La corteza no basta, solo envuelve…
La realidad me apasiona, pero no quiero que me determine.

El Arte es volar, y el vuelo es para todos los seres humanos el símbolo de la felicidad, la liberación de la gravedad, y de nuestra limitada condición.
La estética es un régimen de pensamiento liberador dentro del cual son cuestionadas las jerarquías establecidas: compresión = palabra, abstracción = representación, arte = vida.

Mejor olvidarse del pasado para ser una persona nueva cada DIA , y obtener la libertad de lo imprevisible.
Sentirse importante lo hace a uno pesado, torpe y vano.

Una de las desilusiones capitales del yo, es que no hay sujeto lo que hay es una serie de estados mentales.
Los artistas poseen el don, sin saberlo, de comunicar con lo invisible, a ver de otra manera lo que damos por obvio.

Es DIFICIL aproximarse a la angustia. El que cree haberla sentido y comprendido tiene el deber de usar muchos colores y formas para hablarle a los demás.
Cuando uno le va tomando cariño a su obra y llega a amarla a fondo, el tirano que todos llevamos dentro, al que llamaría mi más elevado YO, surge y me dice "aquello por lo que tanto luchaste tienes que SACRIFICARME".

Tengo que evitar sentirme confundida de todo lo que venga del exterior.
A veces mi ensimismamiento es tal que no encuentro a nadie con quien me sean comunes mis "si" y mis "no".

¿Qué es para mí en estos momentos mi inquieta libertad? ¿Mi debes o no debes?
Es imposible escribir críticas. Se comprende o no se comprende.

Siento que las dignidades se pagan, sólo se trata de darse cuenta si las ligaduras son para uno de hierro o de hilo.
¡Cuántas tímidas series de ideas me han costado un gran esfuerzo!

Mi trabajo creativo surge de una producción mental y verdadera que viene después de liberarme y emanciparme del sufrimiento penoso de sentirme oprimida.
Hoy vuelve a mí el estado espiritual.

Trato de interpretar la vida lo más bondadosamente posible. Es un repetirse con frecuencia.
Si alguna vez alcanzo la libertad total creo que llegaré agotada, ese es mi temor.

Todos los artistas conocemos mejor que nadie el carácter trágico de la vida, por esa razón nos merecemos algo de derecho de gracia.
¡Qué extraña sensación es volver al punto de la nada!

Lo populoso me convierte a la larga en un ser triste, inseguro e incapaz de producir. El aislamiento me obliga a no ligarme a nadie.
Todas las personas poseemos alas. Hay que tener confianza en ellas, con alas se sale.

Una mujer a la que le dijeron que se llamaba Nélida. ¿Será?
¿Que habrá en el exterior del mundo?

¿Somos inmutables y efímeros?