La Creatividad y la Neurociencia

NeurocienciasEl surgimiento del arte fue un proceso lento que se prolongo durante milenios. La creación no es solo un atributo de los humanos, sino también de los primates.
“La belleza esta en los ojos de quien la mira”

Según Camilo Cela Conde profesor de Evolución Humana de la Universidad de las Islas Baleares “En otras palabras, la emoción del arte responde a la activación de áreas especificas del cerebro” afirma el investigador.

Un equipo coordinado por Conde público para la academia de ciencias, los resultados de un ensayo sobre la reacción del cerebro al arte.

Voluntarios visualizaron imágenes artísticas desde el siglo XVII a la fecha. Los técnicos utilizaron un   sistema para detectar la activación de su cerebro.

En la evolución de la creación los hombres activaban solo el hemisferio derecho, las mujeres los dos.  

La interpretación de este resultado no está clara, pero el investigador apunta a la evolución.

“Durante dos millones y medio de años las mujeres se adaptaron para recolectar, una actividad que requiere identificar que es cada raíz, si es bueno o no para comer, mientras que los hombres se dedicaban a la caza, que solo requiere habilidad espacial.” dice Cela.

Sus trabajos se centran justamente en identificar como la evolución genero la aparición del arte.

La misión tradicional es que hubo una revolución artística desde hace 40.000 años, época en la cual improvisadamente las cuevas europeas se empezaron a llenar de manos y bisontes. “En realidad creo que no hubo revolución. Esa época responde a cuando los cromañones entraron en Europa, sin embargo hay testimonios de que los humanos practicaban arte desde mucho antes en África.

También Cela cita como ejemplo los grabados geométricos del Homo Erectus encontrados en Bilzingsleben. ¿Se trataba de arte, o de una forma de distracción expresiva como cuando trazamos líneas mientras hablamos por teléfono?

Incluso en la cueva de Neandertales, (la cueva de Reno) se han hallado elementos decorativos. ¿Los hicieron ellos o los tomaron de cuevas de unos sapiens, como si fueran coleccionistas?

La expresión artística está profundamente arraigada al cerebro.
¿Si el arte surge de la biología, cuál es su razón de ser, por que la naturaleza ha seleccionado esta capacidad? La respuesta aun no se conoce, pero el arte no es pura contemplación, tiene una utilidad y un valor social, emocional y NEURONAL.
Tratar de descubrir las leyes que rigen la comunicación por signos y figuras, la expresividad de la línea y el color.

El objeto físico se concibe como objeto estético por sus aspectos dinámicos de expresión e interpretación.

El objeto es pensado de forma diferente según las leyes internas que dan la pista de la interpretación, pero sin renunciar a la intuición. ¿Por qué dos obras formalmente iguales una es inolvidable y se queda permanentemente en nuestra retina y la otra no?
Kandinsky afirmara que por sus aspectos espirituales.

En una obra de arte cada uno ve cosas diferentes según las vivencias personales y el conocimiento del lenguaje codificado en esa obra.

Se analiza la forma y el contenido, si es posible distinguirlos, el soporte, el color, el dibujo, el tema, la composición interna, etc. Pero todo esto es lo que hace iguales a todas las obras de arte, la genialidad sobre lo anodino de otra está, no en lo que es igual, sino en lo que siendo igual es diferente.

La obra de arte es una estructura dinámica que necesita de la interpretación, de la interacción activa con el observador y este es un debate interno muy profundo
Es necesario tener aptitudes mentales diferentes a las habituales cuando observamos una obra de arte.

La obra de arte es intencional, busca expresar algo, o provocar sentimientos y ciertas reacciones como placer, angustia, miedo, etc.

Esto implica una observación ideológica del artista y del observador, y una recreación de la obra cada vez que se ve, convirtiéndose así, el espectador en artista. Esto es la diferencia entre una obra muerta y una obra viva, la consecución de ese objeto.

El debate trata de cómo saber organizar la materia, cual es el orden dentro de la composición y su estructura, y si seguir o no los modelos científicos, pero existen también funciones autónomas que crean sensaciones independientes porque apelan al subconsciente, el color, la cercanía, la lejanía o la intensidad.

La función del arte en nuestros días es expresar la cultura y la sociedad en que vivimos, con códigos más o menos universales que van más allá del lenguaje. Su estudio resulta fundamental para comprender lo que los hombres piensan; de su época, sobre sí mismos, Dios, la naturaleza, las instituciones etc.

El arte ayuda a comprender como era el mundo de épocas pasadas cuando estas eran presentes, pero además ayuda a entender a la sociedad actual.

Xaro Sánchez dice que la neurociencia puede poner luz a las dudas que nos genera el comportamiento humano relacionado a las ates visuales.

La vanguardia – “ARTE –CIENCIA-NEUROLOGIA” habla que  desde este conjunto, y  pensar que primero hay que observar a las persona en su totalidad que es una de las claves para ampliar el contenido, dar cabida a todas las inquietudes y así darle un sentido.

Lo primero es siempre la expresión libre que tiene como fin último hablar de que es el arte neurocientificamente y porque siempre están relacionados, a pesar de que no se han tratado temas con anterioridad, llama la atención de inmediato como la interpretación de los sueños o el rol de la memoria salen a la luz.

Exponen el producto obtenido del cerebro no es la meta, pero es siempre un buen incentivo, es agradable poder exponer el resultado y dar a la gente la oportunidad de mostrar sus trabajos.

Todas las corrientes artísticas dice Sánchez, pueden ser tratadas por la neurociencia ya que activan y trabajan un determinado funcionamiento cerebral que así lo permite.
Lo más difícil de representar en una hoja de papel son las percepciones del comportamiento humano, trabajar con el color y forma para tratar de entender cómo ve y funciona el cerebro, algunas obras hablan sobre la maldad humana en general, eso se puede leer tranquilamente, lo mismo la bondad, el amor, la paz, etc.

Sería muy provechoso utilizar la plástica en el campo de la docencia, si nos amparamos en estudios publicados podemos aventurar que esto provoca un mayor rendimiento en el bienestar emocional de personas de todas las edades.

Si explicamos la ciencia ¿Por qué no explicarlo con las artes platicas? Utilicemos lo que promueve el cerebro visual para aprender porque existen allí muchas vías.

La sede de las emociones genera alerta al cerebro las reglas de la armonía han sido transgredidas. Es la constatación del estudio con músicos y artistas plásticas.

Según Clara Forner, asistente en psicología de la Universidad de Ginebra, la creatividad en la aptitud de abordar un tema o una idea bajo nuevos ángulos, no solo se limita al arte sino a todo pensamiento humano.

Por ello la Universidad de Ginebra se ocupa de abordar diferentes aspectos de esa fascinante actividad humana a través de nuevos descubrimientos en el terreno de las neurociencias.

Las raíces evolutivas de la creatividad están íntimamente ligadas a las del lenguaje, postulan varios investigadores.

Lo cierto es que las aéreas cerebrales del lenguaje de la música y del arte están situadas lado a lado en el cerebro.

Estudios de laboratorio de Desarrollo y Aprendizaje Motor del Centro Interfacultativo de Neurociencias constato que entre un grupo de músicos y artistas experimentados se registraron cambios en el funcionamiento  y en la anatomía del cerebro, un fenómeno que revela la plasticidad de este.

Abordar los enlaces entre aprender una actividad artística y el desarrollo de otras actividades intelectuales, con lo que bien pueden mejorarse otras competencias como la lógica o la representación espacial.

El Dr. Ronald Mauer expresa “La creatividad también se expresa a través del razonamiento, en busca de soluciones nuevas a un problema, es el caso de ciertos animales que poseen capacidades cognitivas sorprendentes, que les permiten realmente concebir soluciones nuevas a los problemas que se le presentan.

Maurer considera que no se puede comprender al ser humano sin interesarse en las influencias que actúan sobre los comportamientos de los animales y por ende, de los humanos, a través de la evolución.

Todas estas facetas de arte y neurociencia que se analizaron en Ginebra donde los investigadores y artistas compartieron sus conocimientos, experiencias y puntos de vista sobre uno de los más importantes atributos humanos que han acompañado y acompañan a nuestra especie en su constante evolución.

Este proyecto trata de reflexiones interdisciplinarias admiten el orden de neurociencia con trabajos de investigación profunda de Luc Delannoy realizados principalmente en Francia, Estados Unidos y Canadá.

Reflexiona sobre la condición humana, actúan sobre los procesos neuronales, favorecen la plasticidad cerebral y afectiva del sujeto.

Se propone el termino de neuroarte para ilustrar las relaciones entre el cerebro, la mente, los sistemas nerviosos, (central, periférico, voluntario, autónomo) las expresiones artísticas y el mundo que estructuramos / construimos y nuestras creaciones. El concepto implica la formulación de nuevas propuestas sobre la percepción humana, la imaginación, el conocimiento y su propósito, la sabiduría y el bienestar individual.

También implica el estudio del cerebro humano, su evolución, su estructura y sus funciones, propone  además un acercamiento A las funciones de la mente y el entendimiento de la conciencia humana.

Se trata de establecer un dialogo dinámico entre el arte y sus actores.

Las prácticas artísticas tienen bases biológicas y son la expresión de las vivencias humanas.

A través de su poder imaginativo el arte permite construirnos como individuos y al mismo tiempo fomentar el dialogo con el “OTRO”.

Es importante desmitificar el arte aceptando su origen natural, es decir sus bases biológicas.

El arte es una actividad humana y como cualquier actividad humana obedece a las leyes y reglas del cerebro y a las relaciones entre este y el cuerpo, mundos en los cuales nos movemos.

“El arte es una forma de (auto)-conocimiento” dijo Dewey en el 2005.

Aceptar y estudiar sus bases biológicas implica estudia las bases biológicas del conocimiento.

Ser humano no es un estado sino un proceso dinámico impulsado por la educación de nuestra precepción y de nuestros pensamientos y por las relaciones que desarrollamos con los demás y con el mundo.

La sobrevivencia, la vivencia y el futuro de nuestra especia depende no solamente de la ciencia y de las matemáticas (lo intelectual), sino también de la formación continua de nuestras sensibilidades y percepciones (lo sensible) y de nuestros procesos cognitivos, ya que nos permiten vivir juntos en diferentes sociedades.

Las artes muestran maneras de cultivar nuestro mundo espiritual, mental y físico, asimismo enseñan formas para respetar nuestro medio ambiente y humanizar nuestro entorno social.

La estética no concierne exclusivamente a las obras de arte, sino también a todos los aspectos del ser y del hacer.
Así las obras de arte contribuyen a la construcción y a la transformación de los seres humanos.

Las artes tienen la capacidad de formar y moldear nuestro desarrollo, así como formar el crecimiento mental y espiritual del individuo.

La experiencia estética vivida a través de la práctica de las artes ayuda a aprender a conocer, a hacer, a vivir y a ser.