Psicofisiología del arte





Psicofisiología Del Arte

Psicofisiología del arte. ¿Existen principios universales para su apreciación?

Entre las características distintivas y sobresalientes del ser humano se encuentra su capacidad de producir y comprender el lenguaje, de ejecutar movimientos finos, de sentir emociones simples y complejas y de expresar emociones mediante la producción de obras artísticas.

¿Cuál es la función biológica del arte?, ¿existen reglas universales que subyacen a la experiencia artística?

Psicofisiología del arte

Recientes teorías dentro del campo de las neurociencias han sugerido que el artista, al igual que el neurocientífico experto, de manera consiente o inconsciente, explora ciertas reglas o principios para estimular áreas cerebrales específicas, tales como técnica de potenciales relacionados con eventos realizados dan como cuenta que existen áreas cerebrales que están involucradas y que son universales.

Los trabajos de neuro-arte mostraron que tanto en los sujetos expertos como no expertos la precepción de diferentes categorías de estímulos, por ejemplo: arte estético, arte abstracto, agradables o neutros está asociada con áreas de la corteza visual y la parieto – occipital, mientras que en la percepción de estímulos abstractos participan de manera diferencial áreas orbito frontales, y en estas áreas se encontraron diferencias entre el grupo de expertos y el de no expertos.

La tierra tiene una historia de 4.600 millones de años, y a lo largo de su evolución ha terminado dando lugar a su más preciado producto: La cognición, que básicamente ha tenido su origen y desarrollo con el surgimiento del sistema nervioso en los últimos 500 millones de años.

La vida apareció de manera discreta hace unos 3, millones de años, con un lento proceso de creación de proteínas y de nucleótidos, el desarrollo del código genético y la aparición de mutaciones y de la selección natural.

Hace 10 millones de años aparecieron los homínidos que se dividieron en pórgidos y homínidos.

Psicofisiología del arteLa marcha bípeda apareció en los últimos 5 millones de años y el hombre supuesto portador de los mayores desarrollos de la inteligencia solo, tiene una historia de 2 millones de años y, su mejor representante es el homo-sapiens apareció en los últimos 1000.000 anos, a partir del cual se consolidaron el lenguaje y la conciencia de sí.

Nuestra existencia en tanto que eres consientes es una oportunidad excepcional y quizá sea un fenómeno único e irrepetible en la naturaleza y en la evolución.

Guardando las proporciones en la escala del tiempo podríamos decir que la cognición acaba de aparecer en el último segundo de la evolución.

¿Qué ha hecho posible este regalo de la naturaleza y de la vida?

Los hemisferios cerebrales y el procesamiento de la información.

El cerebro humano consta de 2 hemisferios, unidos por un cuerpo calloso que se hallan relacionados con áreas muy diversas de actividad y funcionan de modo muy diferente, aunque complementario.

Podría decirse que cada hemisferio en cierto sentido percibe su propia realidad a su manera.

Psicofisiología del arteAmbos utilizan modos de cognición a alto nivel.

Nuestros cerebros son dobles, y cada mitad tiene su propia forma de conocimiento, su propia manera de recibir la realidad externa, incluso podríamos aventurarnos a decir que poseen su propia personalidad, siendo ambas mitades complementarias una de la otra.

Cada uno de nosotros tiene dos mentes conectadas e integradas por el cable de fibras nerviosas que une ambos hemisferios.

Ningún hemisferio es más importante que otro.

Para poder realizar cualquier tarea necesitamos utilizar los 2 hemisferios, especialmente si es una tarea complicada. Lo que se busca siempre es el equilibrio.

El equilibrio se da como resultado de conciliar polaridades y no mediante tratar de eliminar una de ellas (por ejemplo los ejercicios de neurociencia). El hemisferio izquierdo analiza en el tiempo, mientras que el derecho sintetiza en el espacio.

Hemisferio izquierdo

NeurocienciasEl hemisferio izquierdo procesa la información analítica y secuencial paso a paso de forma lógica y lineal.

El hemisferio izquierdo analiza, abstrae, cuenta, mide el tiempo, planea procedimientos paso a paso, verbaliza, piensa en palabras y en números, es decir contiene la capacidad para las matemáticas y para leer y escribir.

La percepción y la generación verbal dependen del conocimiento del orden o secuencia en el que se producen los sonidos.

Conoce el tiempo y su transcurso. Se guía por la lógica lineal y binaria [si-no; arriba-abajo; antes-después, más o menos, 1-2-3-4; etc.].

Este hemisferio emplea un estilo de pensamiento convergente, obteniendo nueva información al utilizar datos ya disponibles, formando nuevas ideas o datos convencionalmente aceptables aprende de la parte al todo y absorbe rápidamente los detalles hechos y reglas.

Analiza la información paso a paso quiere entender los componentes uno por uno.

Hemisferio derecho

El hemisferio derecho, por otra parte parece especializado en la percepción global, sintetizando la información que le llega. Con el vemos las cosas en el espacio, y como se combinan las partes para llegar al todo.

Gracias al hemisferio derecho entendemos las metáforas, soñamos, creamos nuevas combinaciones de ideas.

Es el experto en el proceso simultáneo o de proceso en paralelo, es decir no pasa de  una característica a otra, sino que busca pautas y géstales.

Psicofisiología del arteProcesa la información de manera global partiendo del todo para entender las distintas partes que componen ese todo.

El hemisferio holístico es intuitivo en vez de lógico, piensa en imágenes, símbolos y sentimientos.

Tiene capacidad imaginativa y fantástica espacial y perceptiva.

Este hemisferio se interesa por las relaciones

Este método de procesar tiene plena eficiencia para la mayoría de las tareas visuales y espaciales para reconocer melodías musicales porque estas tareas requieren que la mente construya una sensación del todo al percibir una pauta en estímulos visuales y auditivos.

Con el modo de procesar la información usada por el hemisferio derecho, se producen llamaradas de intuición, y momentos en los que "todo parece encajar", sin tener que explicar las cosas en un orden lógico.

Cuando esto ocurre, uno suele exclamar espontáneamente "ya lo tengo", "ahora si lo veo claro".

El ejemplo clásico de esta idea es Arquímedes y su teoría para deducir un objeto solido sumergido.

Este hemisferio emplea un estilo de pensamiento divergente, creando una cantidad y variedad de ideas nuevas, más allá de los patrones convencionales.

Aprende del todo a la parte. Para entender las partes necesita partir de una imagen global.

No analiza la información, la sintetiza.

Es relacional, no le preocupan las partes en sí, sino en saber cómo encajan y se relacionan unas partes con otras.